miércoles, 13 de enero de 2010

Año nuevo, boda nueva

Qué mejor forma para empezar el año que casándote con la persona a la que quieres. El 2 de enero de 2010, Amandine, una dulce chica francesa, decidió dar el ‘sí, quiero’ a pesar de la resaca de la Nochevieja.

El precioso color gris de sus ojos me facilitó destacar esa zona. Y como siempre, para el resto, tonos naturales y discretos que resaltan la belleza de cada una sin disfrazar.



¡FELIZ AÑO NUEVO A TODAS!
(Sobre todo a las que os casáis este año)